Buscar este blog

24.9.16

Esclavo Corporativo

Así somos las mayoría de nosotros nacidos entre el s. XX y el XXI. Esclavos. Solo que de otro tipo... en verdad sería muy injusto compararnos con la esclavitud de los siglos pasados. En donde se carecía prácticamente de cualquier libertad. Pero la esencia sigue: no ser libre de hacer lo que uno escoja en su vida. Ojo, que no digo quiera, porque está claro que uno no siempre puede hacer lo que quiere, pero deberíamos tener elección. Nosotros no la tenemos. Debemos trabajar. Ganar dinero para pagar la vivienda. Para pagar los gastos derivados de ella. Para pagar nuestra alimentación. Para (sobre)vivir...

Da igual que te encuentres en el rango alto de la clase media en donde aun te puedes permitir el lujo de comprarte un coche o hacer unas vacaciones de pocas semanas al año: se sigue teniendo la obligación de trabajar para vivir. La necesidad de trabajar...

Es mentira que el trabajo honra. Lo que hora es la existencia y cumplir los propósitos de uno mismo. El que dijo que el trabajo honra, o no trabajaba o se automentía para facilitarle su existencia...

No deberíamos trabajar para vivir. Deberíamos trabajar por una causa superior. De realización personal. Ya sea a través del arte, el altruismo o el desarrollo lógico.

Parece que estamos tan cerca de la verdadera libertad, de la cúspide del desarrollo social, y sin embargo es solo una ilusión, podemos verlo, pero no estamos allí. Estamos más cerca de la Edad Media que del fin de la era en donde los humanos:

- No nos mataremos los unos a los otros.
- No dejaremos morir a nadie por hambre o enfermedad curable
- No tendremos obligaciones solo por el simple hecho de existir.
- No explotaremos ni a humanos ni al resto de animales sintientes.
- No destruiremos nuestro medioambiente.

Fíjaros que sin pensarlo antes, me han salido 5. Cinco razones que seguramente formarían parte de un mundo perfecto. Solo cinco reglas que harían que vivir en este mundo valiera la pena.

Pero sabéis que es lo peor? Que no he dicho nada que no esté al alcance de nuestra mano, si no en un día, en menos de diez seguro...

Es mentira decir que el mundo puede cambiar, lo que sí podemos hacer es intentar ser la mejor persona que podamos ser. Querer y apoyar a las personas de nuestro entorno. Así se cambia el mundo. Desde dentro de cada uno indirectamente. Haciendo el bien. Dando lo mejor de nosotros mismos, Y es por eso que hemos pasado por tantas eras que han marcado un antes y después en nuestra evolución. La buena noticia? Que seguiremos evolucionando y mejorando como especie. La mala? Que seguramente no lo veremos en las próximas décadas y difícilmente en el próximo siglo...

Mi foto

Joel is a DJ/producer from Barcelona, developed in Berlin and resident in Buenos Aires. He grew up in Spain where in his early days discovered his passion for music that started listening indie tracks in clubs and continued studying Music in university. He then moved to Berlin for almost 10 years, where he soaked in the electronic music scene. He has been developing his sets in private events with a strong taste focusing on minimal notes and specific harmonies. He loves powerful drums, deep basslines and sustained notes: Always seeking the best sounds, his personal style makes it easy to connect with the crowd, creating an emotional music experience.